Post Concienciación

El legado de Chloe

Defendemos el valor supremo que tiene una vida individual. ¿Dónde quedaron los Derechos Humanos?.

Son derechos inherentes a todos los seres humanos. Todos tenemos los mismos derechos humanos, sin discriminación alguna. Son derechos universales contemplados en la ley y garantizados por ella.

El derecho internacional establece las obligaciones que tienen los gobiernos de tomar medidas en determinadas situaciones, a fin de promover y proteger los derechos humanos.

Detrás de cada muerte evitable hay una persona, una vida, a la que nuestro Estado de Derecho debe amparar y proteger.

Consideramos el caso de nuestra hija, Chloe, una bebé inocente que tenía toda la vida por delante una tropelía. 

Nuestra hija luchó por su vida en todo momento. Sin duda, no podía gritar, ni pedir auxilio, pero las numerosas alteraciones en el registro de monitorización hacían ver que algo grave estaba sucediendo. Se debía haber realizado imperativamente alguna prueba con objeto de conocer su reserva respiratoria, y poder dirigir el parto responsablemente desde el punto de vista del bienestar fetal, y en todo caso realizar una cesárea en un tiempo adecuado. Su vida terminó allí, y su cuerpo fue entregado a los padres sin vida. Su trágica muerte no debe quedar impune.

Su legado debería ayudar a crear una sociedad más prudente y más justa.

Deseamos trasladar a las familias de otros bebes que se marcharon demasiado pronto, nuestro apoyo incondicional para que nunca cesen en la lucha de sus Derechos.